Vancouver

Estamos ante la principal ciudad de la costa oeste canadiense y de la región de British Columbia. Una ciudad de espíritu joven, como su arquitectura y su población a la que completa la multiculturalidad de las grandes urbes canadienses.

Vancouver es una ciudad de gran animación y que cuenta con un Downtown repleto de vida, con cafés, tiendas y bares donde se concentra la animación de la ciudad. Además, la naturaleza también se hace protagonista, pues es una ciudad en la que domina el paisaje montañoso, que se ve de forma clara en su horizonte, con vistas increíbles desde muchos puntos de la ciudad con su color blanquecino en invierno y verde en verano.

El contraste de los rascacielos con ese horizonte suele ser de los recuerdos más gratos que tienen los visitantes de Vancouver. Se puede ver todo el skyline desde Stanley Park o la orilla del mar en el norte de la ciudad, hasta esa tranquilidad palpable en Granville Island, pasando por el gran simbolismo del Canada Place y las cinco velas blancas en su cubierta, un símbolo de la ciudad.

Se puede apreciar la influencia asiática, ver la pujanza de la comida orgánica y vegetariana o pasar por Little Italy de Commercial Road o los míticos pubs y discotecas sitos en Granville Street. Vancouver nos da muchas opciones para el ocio, la gastronomía y la diversión.

Los amantes de los deportes invernales tienen una ciudad ideal, ya que, pese a su clima suave al compararlo con otras ciudades del país, tiene pistas de esquí a unos 45 minutos del centro de la ciudad, con la estación de Whistler. Todo un lujo para los aficionados al esquí.

En resumen, Vancouver es una ciudad magnífica para visitar durante unos días o incluso para residir. Una de las ciudades más interesantes de Canadá.

Deja un comentario